Preguntas Trastorno Obsesivo Compulsivo

septiembre 14, 2015 - by Juan Jose Carral - in preguntas frecuentes de nuestros pacientes

No Comments

Pregunta 1

P: Desde hace cinco años, me vienen unos pensamientos sobre una antigua pareja que tuve. Esos pensamientos, me impiden vivir mi vida sanamente, incluso mi pareja actual sufre por ello. ¿Qué es lo que me pasa?

 R:  CIPREA

Los pensamientos obsesivos, son pensamientos intrusivos y difícilmente controlables que genera ansiedad. El contenido de estos pensamientos, sobre todo es el de rumiar situaciones pasadas y futuras (recuerdos traumáticos o ideales de la relación, pensamientos de reaseguración sobre si esta persona estará con otra o imaginarse incluso teniendo relaciones sexuales con otra persona…).

La “misión” de estos pensamientos, no es otra que la de “controlar” tu conducta para prevenir posibles problemas que te puedan hacer sentir mal en el futuro, lamentablemente, el cerebro hace un “mal uso” de estos pensamientos y acaban generando más ansiedad.

Para intentar mitigar esa ansiedad, hay que realizar una terapia orientada a exponerte a esos pensamientos obsesivos, para que dejen de tener fuerza.

Un saludo y mucho ánimo.

 

Pregunta 2: 

P: Me siento nervioso, inquieto, tenso muscularmente en todo mi cuerpo. Me da la sensación de que me voy a morir si no voy al hospital. A veces, de tan tenso que estoy, tengo la sensación de que voy a perder la cabeza y hasta me entran mareos, de ahí que no salga a la calle por miedo a que me desmaye y nadie me pueda ayudar. También me pasa con el aire acondicionado, me da sensación de que me voy a ahogar o a contaminarme.

La solución puede ser tomar Alprazolam, pero tengo miedo a engancharme…

R: CIPREA 

Pregunta 2:

Sin atreverme a hacer un diagnóstico más certero, sin duda tienes ansiedad: ¿Qué es la ansiedad? La ansiedad no es otra cosa que un conjunto de síntomas que se activan en el cuerpo ante una situación de alarma, donde haya una situación potencialmente dañina para tí. Al contrario de lo que pienses, no es algo que le pase a unas pocas personas, ya que TODOS tenemos ansiedad. Sé que esto es raro de entender, pero piensa que si no tuviéramos ansiedad y viéramos un jaguar, no tendríamos reparos al ir a acariciarlo, cruzaríamos atravesando una autovía llena de autos sin mirar o no tendríamos reparos a la hora de adentrarnos en un callejón oscuro donde hay cuatro tipos con mala pinta, por ejemplo.

En segundo lugar: las percepciones fisiológicas de la ansiedad. Para protegernos de un peligro, el cuerpo activa la respuesta de ansiedad: se dispara la adrenalina, lo que favorecer que nuestro corazón empiece a latir rápidamente, los músculos se tensan para poder correr más rápido, saltar más alto y ser más eficaz en la huida, se altera el umbral de dolor, lo que hace que centre toda mi atención en la parte del cuerpo que creo que corre peligro (teniendo sensaciones de dolor más intensas a pesar que no tenga ningún tipo de alteración físicas) y también se altera nuestra visión, dilatando las pupilas, lo que favorece que pueda tener más detalle visual en los extremos de nuestro campo visual y nos fijemos menos en lo que tenemos delante.

Ahora bien, ¿qué es lo que sucede cuando relacionamos una situación que no es peligrosa con una respuesta de ansiedad? pues que aparecen los llamados trastornos de ansiedad. Si tememos, por ponerte un ejemplo que has puesto, que al aspirar el aire acondicionado yo pueda contaminarme, voy a intentar evitar poner el aire o por ejemplo, evitaré entrar en lugares donde tengan el aire. Al principio, evitar esas situaciones, me harán sentirme mejor, pero como nuestro cuerpo aprende rápidamente, empezaré a evitar más situaciones relacionadas con ese hecho y aquí aparecerán las obsesiones, que son pensamientos intrusivos encaminados a hacer que evite posibles situaciones peligrosas.

El combinado es tener ansiedad a prácticamente cualquier situación o lugar que me rodea, ya que todos mis pensamientos van encaminados a evitar esa ansiedad, todos mis actos van encaminados a evitar esa ansiedad y todo mi cuerpo siente esa ansiedad con mucha fuerza, de tal forma que mi cuerpo comience a desear hacer pocas cosas, a no salir de casa, a dejar de contactar con amigos… lo cual acaba por generar una respuesta depresiva.

A la ansiedad, se la “vence” únicamente desde la exposición, esto es aceptando que una situación te produce esa ansiedad y enfrentandote a ella, sin escapar ni huir.

 Pregunta 3: 

P: No se que me pasa, desde hace muchos años tengo un miedo horrible a salir a la calle y robar cualquier cosa a la gente, lo que sea. Sé que nunca lo haría, pero no puedo evitar pensar ¿y si pasa? desde hace un año y medio voy a un psiquiatra que me receta un ansiolítico y estoy mejor, por lo menos no tengo tanta ansiedad.

R: CIPREA

Lo que tú tienes, como bien dices, es una obsesión. Me imagino que el psiquiatra te ha contado lo que es una obsesión y por qué tiene tanta fuerza, por si acaso te lo voy a explicar:

Una obsesión es un pensamiento automático que va asociado  a una carga de ansiedad muy fuerte. Este pensamiento no podemos controlar y el contenido puede ser de lo más variado: miedo a hacer daño a la gente, miedo a robar, miedo a tener una enfermedad contagiosa o a poder contagiarme, miedo a tener algún tipo de enfermedad mental grave…

Estos pensamientos obsesivos, se pueden reforzar si decidimos hacerles caso y evitar o escapar de situaciones referentes al contenido de esa obsesión, porque aparecerán compulsiones, que son actos o pensamientos encaminados a eliminar la obsesión que como resultado a corto plazo consiguen su objetivo, pero a largo plazo refuerzan la aparición de esas obsesiones e incluso refuerzan que aparezcan otras nuevas.

Para que me entiendas, te pongo un ejemplo, en tu caso, si tienes miedo de robar y sales a la calle Margarita (por ponerle un nombre) donde te topas con una ancianita que va despistada con un bolso en su hombro, inmediatamente tu cabeza diseñará un pensamiento obsesivo que puede ser este: “voy a robar ese bolso ahora mismo, me acercaré y le daré un tirón”, al venirte, sientes esa ansiedad y asustado por poder cometerlo, volverás a casa, eso es una compulsión y a corto plazo, es muy efectivo porque efectivamente, desaparece la obsesión de robar y la ansiedad vinculada.

Pero siguiendo con el mismo ejemplo, imagínate que dos horas después de haberte ido a casa te llama un amigo y te dice que porqué no te bajas a tomar una coca cola con él, tu mente en ese momento puede disparar nuevas obsesiones relacionadas: “y si aparece otra mujer con bolso y vuelve la obsesión… no podré irme corriendo, que pensará mi amigo!”, “y si mi amigo me ve incómodo y nervioso, no volverá a quedar conmigo” “y si además resulta que delante de él voy y le robo el bolso a alguna persona porque no sea capaz de controlarme, que pensará mi amigo!”…

Si te fijas, por haber escapado de ese pensamiento obsesivo (compulsión), se generan nuevas obsesiones, que a su vez intentaremos eliminar para no enfrentarnos con ellas, creando nuevas compulsiones que eliminan la ansiedad pero que multiplicaran mis obsesiones.

Siguiendo con el ejemplo anterior, la compulsión puede ser “llamaré a mi amigo poniéndole una excusa para no ir”  y las nuevas obsesiones pueden ser: “no seré capaz de superar esto” “me voy a quedar sin amigos…”

En resumen, la única forma de superar una obsesión, es enfrentarse a ella, exponiéndote. Es decir, saliendo a la calle y aunque lo pasé fatal y aparezcan obsesiones de todo tipo, no intentar eliminar la ansiedad.

IR A LA PÁGINA PRINCIPAL

VER AQUÍ NUESTROS PRECIOS ESTÁNDAR Y PRECIOS ESPECIALES

Pregunta 4

P:. Buenos días. Les escribo porque creo que tengo una depresión muy grave. Llevaré un mes mal. No paro de pensar en mi pareja y  en que lo nuestro toca a su fin y cada vez que pienso eso me dan crisis de ansiedad, cuando en realidad yo estoy contenta con él, solo que no paro de pensar que él realmente no es el hombre de mi vida. Sé que le quiero, pero vienen a menudo pensamientos que se cruzan ¿y si solo le tienes cariño? ¿y si no es el hombre de mi vida? de verdad, últimamente sólo quiero dormir, no soy capaz de disfrutar de nada porque el pensamiento de que tengo que dejar a mi pareja me persigue todo el día. A veces pienso que incluso me gustaría que fuera él quien me dejara.

En definitiva, no se si la ansiedad y la depresión me hacen ver y sentir cosas que realmente no son así o si en realidad ya no quiero a mi novio y tengo que dejarlo pero no soy capaz de tomar la decisión. tengo miedo de perder el control.

Respuesta CIPREA:

Hola amiga,

Quiero agradecerte en primer lugar, la confianza a la hora de haber escrito. Respecto a lo que me estás contando, parece que tienes una serie de pensamientos obsesivos que te están generando mucha ansiedad.

Los pensamientos obsesivos, nacen de un intento de control en diversas áreas de la vida. Intento de control para no ser herida, para anticipar problemas futuros o bien para evitar un posible daño a largo plazo, en tu caso, podría ser miedo a fallar en esta relación o simplemente a no hacer las cosas bien. Estos pensamientos obsesivos, siempre vienen acompañados de sintomatología ansiosa (dificultad a la hora de respirar, mucha tensión…). En realidad, esta ansiedad ayudaría a intentar estar alerta ante posibles problemas futuros, lo que ayudaría a controlar, pero desgraciadamente, este control es inabarcable y acaba generando más ansiedad. Si la ansiedad se mantiene a lo largo del tiempo, es cuando empiezan a aparecer sentimientos de bajo estado de ánimo, que unido a las obsesiones, pueden favorecer que realmente te creas que lo que estás pensando es cierto y obedece a que quieres dejarle, cuando como tú dices, realmente no hay ninguna prueba de que esto sea así.

Mi consejo: acude a un psicólogo para que te ayude a trabajar los pensamientos obsesivos, reducir la ansiedad y enfrentarte a tus miedos.

 

Un saludo afectuoso.

 

P.: Buenas tardes,

mi pregunta es en relación a la hipocondría. Verán, yo sé que a veces puede ser muy gracioso vernos a los que la padecemos todo el día pendiente de las enfermedades, pero la realidad es que no saben realmente como estoy de mal. Cuando estoy en casa, cada vez que oigo a mis padres hablar de una enfermedad, por tonta que sea, tengo que irme de casa o encerrarme en mi cuarto a escuchar múscia. Si además veo ya las noticias, la cosa se pone peor, porque llego a pensar que eso me va a pasar a mí o a mis familiares.

Normalmente, si es por el día, me consigo controlar un poco más, pero cuando estoy acostado, me viene como un torrente, creo que es porque alo mejor estoy más solo y me doy más al coco. ¿Cómo se puede hacer para que esto no me coma? gracias.

R.: CIPREA:

Que tal compañero,

Bueno, por lo que me cuentas, parece que tienes miedo a sufrir una desgracia o que alguien de tu familia/amistades, puedan padecerla.

En primer lugar, me gustaría tranquilizarte. Los pensamientos obsesivos, a menudo van encaminados a protegernos, es decir que lo que intentan por todos los medios es ayudarnos a prevenir posibles desgracias futuras, lo que afortunadamente, no quiere decir que eso nos ocurra.

Pero atención, cuando un pensamiento obsesivo aparece, normalmente va seguido entre otras emociones por ansiedad, la cual es muy desagradable. Si yo en ese momento intento evitar dicha ansiedad realizando cualquier tipo de conducta motora (irme a otra habitación, irme de casa, ir al médico, llamar por teléfono al 112 al servicio de atención telefónica…), lo que estoy haciendo es reducir la ansiedad pero refuerzo que estos pensamientos obsesivos se multipliquen, lo que a largo plazo me generará mucha más.

A tu pregunta de cómo vencer esta situación, la respuesta es más bien simple: intentando por todos los medios no realizar ninguna conducta de comprobación (mirar internet, llamar por teléfono para que nos digan que no nos pasa nada, preguntar a mis padres/amigos sobre si me pasa algo o no…) y también de evitación (irnos de casa, irnos a otra habitación…), de tal forma que la ansiedad poco a poco irá bajando, sin que aparezcan nuevos pensamientos obsesivos.

Un saludo y mucho ánimo

 

IR A PÁGINA PRINCIPAL

CONSULTA NUESTROS TALLERES

PSICOLOGOS EN MADRID

LOGOPEDIA EN MADRID

PRECIOS PARA PERSONAS CON DESEMPLEO

HAZ TU PREGUNTA

 

Share this article

Juan Jose Carral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

×

Habla con nosotros