Preguntas sobre ansiedad

diciembre 18, 2015 - by Juan Jose Carral - in preguntas frecuentes de nuestros pacientes

No Comments

images (2)

 

P.: Hola a todos.  El pasado verano me dio un ataque de ansiedad y desde entonces no levanto cabeza. Sufro desde que me levanto hasta que me acuesto de palpitaciones, me da miedo salir de casa por que tengo palpitaciones y sé que puedo sufrir ese ataque. Me he hecho todo tipo de pruebas y no tengo nada, no sé si me estoy volviendo loco o qué. Llega un momento en el que me levanto de la silla o de la cama con mucho cuidado por que en seguida empiezan las palpitaciones y veo que me va a dar ese ataque. No sé como quitarme estas sensaciones.

R.: CIPREA: Que tal amigo. Sin duda sufrir un ataque de ansiedad es una de las vivencias más horrorosas para quien las ha padecido: palpitaciones, sudores fríos, falta de respiración, temblor de manos, mareos, visión borrosa… es difícil de olvidar un trago semejante. El problema, es que es tal la aversión que se siente, que el cerebro relaciona síntomas con la posible aparición de ese ataque: excesivo calor, palpitaciones, dificultad a la hora de respirar o jadear (como por ejemplo cuando se hace deporte), de tal forma que al centrarme en dichos síntomas, aparece el miedo a reexperimentar esa situación, por lo que aparecen nuevos síntomas que me pueden confirmar el ataque de ansiedad e incluso que pueden propiciar el mismo.

Evidentemente, tienes palpitaciones como las tenemos todos, ya que el corazón es el órgano encargado de bombear con más intensidad ante situaciones específicas, para que los músculos puedan actuar y moverse. Por ejemplo, según me cuentas, cuando estás tumbado o sentado y quieres levantarte, eres consciente que el corazón bombea con más intensidad, ya que es necesario regar todos los músculos para ejecutar esa acción. El problema es que al estar excesivamente atento a esas palpitaciones, las exhacerbas todavía más.

Mi recomendación es que trates de enfrentarte a esas situaciones no evitándolas, de tal forma que pueda disminuir de forma natural la curva de ansiedad. Por ejemplo, elabora una lista de todas las situaciones que antes hacías normalmente pero ahora no haces por miedo de sufrir esas palpitaciones: iba andando a casa, cogía el metro… y les das una puntuación de cero a diez, según la ansiedad que te dé (cero no te da nada de ansiedad, diez me da el máximo de ansiedad). Empieza por aquellas que te cuesten menos esfuerzo y poco a poco ve haciendo las que te cuesten más esfuerzo, así progresivamente. De todas formas, te recomiendo que asistas a terapia psicológica con un profesional que pueda guiarte en este proceso.

Mucho ánimo.

P:. Buenos días, llevo seis meses incapaz de mantener el sueño ocho horas seguidas, levantándome constantemente etc… Resulta que en un par de esas veces que me levanto, empecé a notar sensaciones de falta de aire y palpitaciones. Acabé yéndome a urgencias, donde me recetaron clorazepam. Quería saber dos cosas: ¿por qué tengo esos ataques de ansiedad y como puedo hacer para dormir seguido?

R: . CIPREA

A tu primera pregunta, los ataques de ansiedad suelen suceder en diversas situaciones. No es extraño, que estos puedan aparecer en situaciones donde se esté en un estado de reposo: vacaciones, durmiendo… debido a que es en estas situaciones donde toda mi atención puede ir dirigida a cualquier señal del organismo fuera de lo corriente (palpitaciones, falta de aire…), ya que en situaciones donde es común la ansiedad (trabajo estresante, situación con gran carga emocional), al dirigir mi atención hacia esas actividades, desvío mi atención del cuerpo. No olvidemos, que la ansiedad es un estado adaptativo del organismo para hacer frente a una situación con gran exigencia emocional.

A tu segunda pregunta, es importante acudir primero a un estudio del sueño, sobre todo si es llevas sin dormir tanto tiempo, a fin de realizar un examen minucioso sobre las posibles causas. Después, intentar realizar una evaluación sobre hábitos de higiene del sueño, es decir, verificar si no se está durmiendo en horas inadecuadas o si realizamos conductas inapropiadas a la hora de dormir (actividad física, ver televisión, jugar a los videojuegos…), posteriormente, es cuando realizaremos la intervención oportuna.

 

P.: Quería compartir con ustedes algo muy extraño. Tengo una vida normal, donde trabajo en el mercado, me levanto todos los días a las cinco de la mañana y a las seis me pongo a descargar los camiones. No tengo problemas familiares ni nada que me preocupe (creo). El problema es que por las noches me levanto con sensaciones de ansiedad que hacen que se me salga el corazón. ¿por qué me pasa cuando duermo?

R. CIPREA: A tu pregunta sobre la ansiedad, te diré que se suele producir sobre todo en momentos donde estoy relajado. La ansiedad se produce de forma natural como una respuesta adaptativa ante una situación que tú estás valorando como preocupante o al menos que te preocupa (puede ser que tengas un trabajo muy estresante, que tengas una situación tensa en casa o simplemente que estés organizando una fiesta que te esté exigiendo mucho tiempo y esfuerzo). A menudo, día a día estamos muy centrados en tareas que exigen atención y la ansiedad se activa en esos momentos para ayudarnos a realizar dichas tareas en un corto espacio de tiempo y con un rendimiento alto (para eso vale la ansiedad, realmente). El problema es que si mantenemos esos niveles de ansiedad durante mucho tiempo, o bien porque la tarea sea muy exigente o bien porque tenemos muchas tareas a lo largo de la semana, el cuerpo sigue activo aunque estemos delante de situaciones relajantes donde yo ya no estoy frente a la tarea (como puede ser el fin de semana, las vacaciones, a la hora de dormir…), en ese momento es como si mi cerebro fuera consciente de que toca relajarse, pero mi cuerpo sigue activo producto de todo ese tiempo que lleva activo, de tal forma que esas reacciones físicas que a diario tenían un sentido, ahora ya no lo tienen, de ahí que me fijo más en ellas, la reacción de ansiedad aumenta y me pueden producir ataques de ansiedad.

P.: Hola, quería compartir con vosotros algo que me ocurre cuando estoy sola en casa: suelo ponerme nerviosa y cuando ocurre eso, noto que no puedo respirar, siento mi pecho como si estuviera presionado y la extraña sensación de que las paredes se me caen encima. Además, a veces me sorprendo apretando los puños hasta un punto que me llego a clavar las uñas en la palma de las manos y noto como si mis piernas no pudieran sostenerme. Estoy harta de llorar, no sé que me pasa.

R. CIPREA.: Hola amiga, lo que te sucede es producto de una reacción física de ansiedad muy normal. El cuerpo segrega una sustancia que se llama noradrenalina, que por un lado activa al corazón para que mande sangre lo más rápidamente posible a los músculos (de ahí que notes la opresión en el pecho), provocando una inmediata tensión de los mismos (por eso notas que las manos están tensas como un puño o flojera en las piernas), por otro lado, producto de esta noradrenalina, las pupilas se dilatan para centrarse en un mecanismo de defensa de huida (se “abre” el campo visual para poder ver con más claridad objetos que están detrás de mí o a ambos lados, pero por otro lado, pierdo nitidez en los objetos que tengo delante, viéndolos borrosos o con la sensación de que se mueven), de ahí que notas como las paredes pueden moverse.

Esta reacción ansiosa es habitual en todos nosotros, lo que sucede es que si estoy en una situación donde soy más consciente por no tener delante algo que justifique esa ansiedad, soy más consciente y me altero más rápidamente, por lo que las reacciones de ansiedad se incrementan.

 

P:. Buenos días, tengo 20 años. Quería preguntar información sobre lo que me pasa, creo que tengo ansiedad. Me explico, hace seis años amanecía con la sensación de no poder respirar, solo cuando abrazo a mi madre se me quitaba, rompiendo en llanto en seguida. Me obsesionaba a menudo la hora, hasta un punto donde estaba deseando que llegara la hora de dormir. Me preocupaba todo lo que me sucedía en mi vida. Era horrible.

Parece que la situación mejoró, pero últimamente, no se por qué, la sensación ha vuelto y con mucha más fuerza, ahora ya no solamente me cuesta respirar, sino que no paro de llorar, me tiemblan las manos y las piernas y hasta se me cae el pelo. Es horrible.  

He llegado a pensar que soy extraña, que esto no le sucede a nadie y que algo malo he tenido que haber hecho. Veo que lo único que me calma ahora mismo es estar con gente, aunque a veces no sé porqué se rodean conmigo, porque no paro de llorar.

 

R. CIPREA: Lo primero que me gustaría es tranquilizarte. La ansiedad es un estado para hacer frente a una situación peligrosa, aunque la mayor parte de la ansiedad en los seres humanos, es una reacción aprendida ante una situación que interpretamos erróneamente como vital en nuestra vida.

Cuando la ansiedad persiste, aparece el estrés, que si no lo eliminamos, da lugar a un descenso de energía, falta de motivación, apatía y deja de apetecerme hacer lo que antes hacía, que es lo que llamamos en psicología un episodio depresivo.

Respecto a cómo hacer para disminuir la ansiedad, hay una serie de reacciones del organismo que favorecen la inmediata eliminación:

Lo primero: mediante la agresividad. Una acción agresiva, elimina inmediatamente la ansiedad, pero como resultado a largo plazo, puede aparecer un sentimiento de culpa, así que no te la recomiendo.

Lo segundo, mediante la ingesta de alimentos de forma compulsiva. Eso hace que la sangre circule directamente al aparato digestivo y se produzca una relajación inmediata. La consecuencia es también la culpa y puede degenerar en un problema de alimentación severo. No te lo recomiendo tampoco.

Lo tercero: mediante el llanto y/o la risa. Son reacciones fisiológicas involuntarias que eliminan de forma inmediata la ansiedad. Por lo que veo tiendes a llorar ¿a qué te quedas mucho mejor?. Te recomiendo que te rodees de gente que te quiera y te haga reir y llorar.

Lo cuarto: mediante ejercicios voluntarios incompatibles con la activación de la ansiedad, esto es deporte aeróbico (andar, correr, montar en bicicleta, nadar…) o técnicas de relajación. En estas últimas te recomiendo que asistas a un psicólogo que te ayude a practicarlas.

 

En cualquier caso, no es tan importante que tengas ansiedad, sino el tipo de forma de pensar que te ha llevado a generarte tanta presión, lo que ha favorecido que tengas ansiedad. Te recomiendo que acudas a un profesional que pueda ayudarte.

 

P.: Hola, Llevo tres meses con síntomas raros: hormigueos en la cara, cabeza y también noto una presión en el pecho junto con dolor en cuello y espalda. Eso me provoca que no puedO dormir mucho y me agobia bastante, porque llego a sentir latidos hasta en mis ojos, la verdad. Cuando fui al médico tras estar estos meses malos, me derivó a un psiquiatra, que me ha suministrado alprazolam y serosat. Desde que lo tomo, no dejo de pensar que voy a perder la cabeza. ¿Es así? ¿Esto es muy común o solo me pasa a mi?

R.: CIPREA

Hola amigo/a,

Por lo que me cuentas, esos síntomas que tienes son de ansiedad. Tu piensa que la ansiedad es una emoción que tenemos todos los seres humanos, y para lo que funciona es para hacer que nos podamos enfrentar de una forma más adaptativa a las diversas situaciones que pueden ser un “peligro” para nosotros: situación laboral complicada, estudios, niños, problemas con otras personas… y si bien es cierto que en realidad para lo que vale es para protegernos, cuando realmente nosotros centramos toda nuestra atención en esos síntomas, lo que hacemos es que esos síntomas acaban aumentando de forma significativa. Te recomiendo que acudas a terapia psicológica para aprender a manejar esa respuesta fisiológica y que te ayude a llevar de una forma más adaptativa tu situación actual.

Un saludo.

 

HAZ TU PREGUNTA

IR A LA PÁGINA PRINCIPAL

PRECIOS DE NUESTRO CENTRO

Share this article

Juan Jose Carral

1 comment

  • Anónimo

    08/07/2018 at 11:27 pm

    Hola , me gustaría comentarte que hace una semana , semana y media empiezo a clavarme las uñas en la palma de la mano , pero solo cuando me dicen algo que no quiero escuchar o simplemente algo que me haga rabiar o sentirme mal , he pasado por cosas y … Sé que bien no estoy , pero volviendo a lo de las uñas , no me ha salido sangre pero si empezar a hacer herida , que hago ? He intentado buscar información pero solo encuentro casos en los que se las clavan las uñas pero estando dormidos , cosa que yo lo hago despierta . Gracias, un saludo

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

×

Habla con nosotros